Osteopatía

Se trata de una medicina manual global, donde el profesional a través de sus conocimientos de anatomía, biomecánica, la fisiología del cuerpo humano, test prácticos de movilidad y de diversas técnicas manuales localiza las restricciones de los tejidos, la falta de movilidad de éstos, y apoya con diversas maniobras manuales al restablecimiento y armonía de estos tejidos repercutiendo en una mayor salud física, y por la relación mencionada, a una mejora del estado mental, nervioso y emocional de la persona tratada.

Está especialmente indicada en problemas de la columna, pudiendo tratar patologías de diversa índole como hernias (cervicales y lumbares), protusiones, problemas posturales, escoliosis, patologia degenerativa y/o inflamatoria (artritis y artrosis), todo tipo de radiculopatías como la ciática, así como cefaleas, mareos y vértigo de origen cervical.

Esta disciplina médica está dirigida a todas las etapas de la vida: Mujeres embarazadas, bebés, niños, jóvenes, adultos y ancianos, y siempre adaptándose a la edad y la morfología del paciente.

Principios de la osteopatía:

  1. La estructura gobierna la función

La estructura representa las diferentes partes del cuerpo (huesos, músculos, glándulas etc.) La función es la actividad de cada una de las partes. Por ese motivo sabemos que una alteración en la estructura repercutirá en su función y una alteración en la función repercutirá en su estructura.

  1. La unidad del cuerpo

El cuerpo humano es un todo. Forma una unidad (física, bioquímica, mental…) y cualquier alteración en una parte del cuerpo tendrá una repercusión en su totalidad.

  1. Autocuración

El cuerpo tiene el poder de autocurarse ya que cuenta con todos los medios necesarios para eliminar o reprimir las enfermedades siempre que sus medios estén libres, es decir, que no haya obstáculos sobre los conductos nerviosos, linfáticos, vasculares permitiendo la nutrición celular y eliminación de desechos.

  1. La ley de la arteria

Cuando la circulación de la sangre es correcta la enfermedad no se puede desarrollar,por medio de la manipulación del sistema musculo esquelético se pueden mejorar muchas afecciones de órganos vitales y viceversa, a través del aumento de movilidad en órganos y cráneo se podrían mejorar el resto de sistemas del cuerpo afectados.

Esto nos hace distinguir entre los tres grandes grupos en los que la osteopatía basa sus tratamientos:

Osteopatía estructural: las manipulaciones y maniobras se ejercerán sobre el sistema musculo esquelético (vértebras y articulaciones).

Osteopatía visceral: Se analizarán en profundidad las estructuras viscerales, su movilidad y la repercusión que puedan estar ejerciendo sobre otros sistemas y se aplicarán maniobras específicas para ellas.

Osteopatía craneal: Las compresiones sobre los huesos craneales, por diversas causas como a veces el nacimiento o traumatismos y la tensión almacenada por nuestro sistema nervioso durante distintos periodos de nuestra vida, puede acarrear distintas patologías sobre nuestro sistema nervioso central, el funcionamiento del líquido cefalorraquídeo y las funciones cerebrales. Esta rama de la osteopatía lo estudia, lo contempla y lo trata.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies